Noticias

DÍA MARÍTIMO MUNDIAL: razones para no ser indiferentes con nuestros mares

La ONU estableció que el cuarto jueves de septiembre  fuera el DÍA MARÍTIMO MUNDIAL con el fin de exponer de cara al mundo  la necesidad de mantener y mejorar la seguridad y eficiencia de las operaciones marítimas internacionales1.  Nadie desconoce que un barco ya sea mercante, petrolero o de guerra, es un riesgo potencial para la salud de los mares: en el pasado hemos visto desastres provocados por derrames de buques petroleros, contabilizados  130 desde 1960. La organización GREENPEACE calcula que al año se derraman 5 millones de toneladas de petróleo en los mares del mundo: 10% de estos derrames tienen origen en accidentes de buques petroleros pero el resto es atribuible a la sumatoria de: extracción en mega- plataformas petrolíferas en el mar, labores de carga y descarga de los buques y en operaciones de limpieza de los tanques.

 

Tomar medidas para asegurar que por ejemplo, derrames por accidentes de barcos  no ocurran, porque son  evitables. Un ejemplo: al año unos 6.000 barcos petroleros navegan por aguas internacionales y, de ellos, sólo un tercio posee doble casco para evitar los derrames en caso de accidente1.

La urgencia de aplicar estrictos controles tanto en el transporte como en las mega-plataformas de extracción de petróleo, tiene como objetivo evitar la degradación de los océanos, los cuales en la actualidad ya están dando señales claras de alerta frente al desastre que se avecina el cual  tiene tres caras: crisis ecológica,  social y económica. 

De la crisis ecológica salen también las otras dos: al ritmo de pesca que se lleva hoy en día  y que se realiza con el uso de técnicas de pesca no selectivas, en su mayor parte destructivas, es muy probable que se impida cada vez más recuperar los stocks de peces,  y de paso, se dañen  los ecosistemas marinos: muchas de las especies de pescado que actualmente consumimos, en el futuro sólo veremos en las enciclopedias. Es el caso del mar Mediterráneo donde el 80% de las especies están sobreexplotadas3.

El Día Marítimo Mundial debe hacernos reflexionar acerca de las amenazas que tienen los mares del mundo,  de ahí que debamos preguntarnos: ¿Cuáles son las soluciones?  Y, sobre todo, YO, como cualquier otra persona, ¿Qué puedo hacer?

Veamos las líneas de acción que permiten aliviar el panorama negro que se cierne sobre los mares:

  1. Aumentar controles: Exigir mayores controles técnicos en el transporte marítimo como en las mega-plataformas de exploración petrolífera, e imponer sanciones más duras a los infractores.
  2. Incrementar las reservas marinas: aumentar el mayor número de reservas marinas como una forma efectiva de cerrarle el paso  a la descontrolada explotación petrolífera del mar. En esta parte entran en juego los gobiernos y los políticos a quienes la ciudadanía debe exigirles que apliquen leyes y sanciones duras, hagan respetar las normativas científicas y generen estímulos para privilegiar las inversiones que sean respetuosas con el mar: nada de crecimiento urbano y caótico al pie del mar. Una costa bien conservada, libre de ladrillo, es la mejor fórmula para  hacer frente a la subida del nivel del mar por el cambio climático y preservar los ecosistemas del litoral.
  1. Aplicar un modelo de pesca sostenible: incentivar los métodos tradicionales y la recuperación de los recursos pesqueros.
  2. Demandar sólo pescado sostenible: aquí entramos a jugar un papel destacado los ciudadanos comunes y corrientes, en la medida en que apostemos y sólo compremos pescado que los distribuidores y supermercados garanticen como «pescado sostenible», así obligamos a  las empresas pesqueras a que apliquen un modelo de pesca respetuoso con el medio ambiente.
  3. Apoyar a organizaciones que trabajan por el medio ambiente marino: para nadie es un secreto que estas organizaciones trabajan con las uñas, así que cualquier aporte, por modesto que sea, sumado a otros, ayuda mucho. Un ejemplo a la vista: la ONU acaba de aprobar  el nuevo Tratado de protección a la vida marina en alta mar. Es decir que las aguas internacionales también estarán sujetas a controles para evitar que las grandes empresas pesqueras que actúan como  depredadores, no las acaben. Este tratado es fruto de la presión de organizaciones ambientales que reciben pequeños fondos de ciudadanos anónimos como usted, como yo o como nuestro vecino, quienes tenemos algo en común: amar  al planeta, que como dice el Papa Francisco, «es la casa de todos».

 

not3b

Notas:

1En 1980, la Asamblea de la OMI decidió que el Día Marítimo Mundial debía observarse durante la última semana de septiembre, y destaca que la convocatoria del día mundial es para preservar la seguridad de la vida en el mar y prevenir la contaminación marina.

2,3Informes de la ONG Greenpeace.